4.7 (93.33%) 3 votes

 

Leonora Reyes, Subdirectora del Departamento de Estudios Pedagógicos de la Universidad de Chile

En Defensa de la Educación Pública

 

Profesora y subdirectora del Departamento de Estudios Pedagógicos (DEP) de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile, ha sido parte del apoyo y alianza que se creó de estudiantes y profesores con el colegio en toma República Dominicana de La Florida. Colegio que a fines del año pasado fue ocupado pacíficamente por madres y apoderados después del anuncio de su cierre por parte del Alcalde Rodolfo Carter.

Durante todo el año 2013 estuvo codo a codo con madres, padres y estudiantes haciendo realidad algo inexplicable en la realidad chilena: el funcionamiento de una escuela totalmente comunitaria. Gracias a su apoyo pedagógico y al de profesores y estudiantes del DEP, más de 80 alumnos pudieron aprobar exitosamente sus estudios académicos y no perder clases después de iniciada la toma.

Hoy habla sin tapujos con Revista PersPECtiva acerca de lo que fue la experiencia, qué opina de los niveles de organización de los docentes en el país y cómo cree que se vendrá este año en cuanto a educación.

por Nicole Cardoch

 

   Leonora Reyes, imagen Valentina Bravo.

 

– El año 2013 deja muchas situaciones aún por zanjar en cuanto a educación y se vaticina un 2014 «movilizado» por parte de las dirigencias estudiantiles, ¿cuál cree usted que ha sido el rol de los docentes en el debate nacional y qué camino deberían seguir para este próximo año?

-Los docentes han sido históricamente un actor relevante para la construcción del estado, para reproducirlo, pero también para levantar propuestas críticas al modelo hegemónico de educación pública. Consolidaron poderosos sindicatos conquistando progresivamente derechos laborales, y hacia 1970 con propuestas concretas de concepciones de profesionalidad y de innovación pedagógica a través del SUTE, organización que incorporaba a todos los trabadores de la educación. Su status era el de funcionario público y su relación contractual con el Estado se hacía a través del Estatuto Administrativo.
Después del Golpe hubo un ataque certero a su actoría social, disolviendo sus organizaciones y reprimiendo sus integrantes, además de quedar sujeto al Código Laboral a través del traspaso de los establecimientos educacionales a los municipios, perdiendo la propiedad del cargo. La recomposición de su tejido social se orientó, por las condiciones contextuales, a luchar “contra cosas”: la municipalización, la privatización, la dictadura, etc. Sin embargo, su capacidad de propuesta profesional, pedagógica y educativa salvo algunas experiencias muy concretas, se empobreció.
Desde entonces a la actualidad, el profesorado como actor social ha tenido un desempeño bajo, sin propuesta educativa, ni pedagógica, menos de sociedad y de sujeto a formar. Sofocado por una política pública y organizacional que no considera los profesores y profesoras como sujetos activos y transformadores de su realidad, han surgido nuevas organizaciones y colectivos de profesores jóvenes, motivados por la lucha liderada por sus propios estudiantes, apoyando iniciativas tales como establecimientos auto-gestionados en 2011 y 2013, sindicatos de colegios particulares subvencionados, organizaciones de apoyo a nivelación de estudios auto-gestionadas, etc.

 

“Desde entonces a la actualidad, el profesorado como actor social ha tenido un desempeño bajo, sin propuesta educativa, ni pedagógica, menos de sociedad y de sujeto a formar…”

 

EL VÍNCULO

 

– Esta organización se puede ver con claridad en el Departamento de Estudios Pedagógicos (DEP), del cuál usted es subdirectora. Estudiantes y profesores han colaborado durante todo el año recién pasado con el colegio República Dominicana de La Florida, en toma. Esta alianza, ¿a qué responde? ¿Cómo la describiría usted?

-El DEP decide vincularse institucionalmente con el proceso de reapertura del República porque lo que ahí se da es parte de su proyecto académico, en términos del gesto de defensa del derecho a la educación de los niños y niñas que ahí acudían, que hace la comunidad de la Villa O’Higgins tomándose el derecho a decidir la re-apertura con sus propias manos de un establecimiento educacional municipal que ha decidido cerrar el alcalde en forma inconsulta y sin más motivación que la baja de matrícula escolar para 2013.
 
También es parte de su proyecto académico poner en marcha la concepción de una formación docente que asume las problemáticas propias de una escuela, cualquiera que esta sea, aun cuando estas excedan los límites del aula, como parte de la reflexión y práctica pedagógica. Las movilizaciones de 2011 se integraron a las prácticas de nuestros estudiantes como parte de la realidad crítica que vive la educación pública en Chile, y ahora en 2013-2014, los cierres de colegios y las tomas que exigen su reapertura también son parte de esa realidad.

 

  Imagen cortesía de ECRD

 

– ¿Cuál ha sido el aporte, en concreto, de los estudiantes del DEP a la construcción del proyecto del Liceo República Dominicana que fue presentado al Consejo Municipal de La Florida?

Los estudiantes del DEP aportaron realizando diferentes tipos de apoyo al proceso en su conjunto. Fueron 8 estudiantes, 4 de lenguaje y 4 de ciencias. Hicieron clases a los de segundo ciclo, participaban de las asambleas, cooperaron con actividades transversales. En suma, con diferentes grados de involucramiento, formaron parte de la construcción del proyecto educativo.

 

“También es parte de su proyecto académico poner en marcha la concepción de una formación docente que asume las problemáticas propias de una escuela, cualquiera que esta sea, aun cuando estas excedan los límites del aula, como parte de la reflexión y práctica pedagógica”.

 

EL PROYECTO

 

– ¿Cuáles son los principales ejes que se construyen a partir del proyecto de este proyecto de Liceo Polivalente?

Educación pública, comunitaria, inclusiva, integral, polivalente, consolidada, innovación y excelencia pedagógica, participativa y democrática. Si me preguntas cuál de todos estos sería el más abarcador, diría que el de “educación integral” pues no valora un tipo de saber por sobre otro, por ejemplo, el científico-humanista por sobre el técnico, el artístico o el corporal, sino se trata de integrar a todos los campos del saber con sus propias contribuciones para desarrollar todas las posibilidades expansivas de un sujeto. Al mismo tiempo, estás diferentes áreas se conectan, interrelacionan y enriquecen entre sí, desarrollando una concepción del conocimiento que abre sus horizontes en vez de cancelarlos en departamentos estancos.

 

-Antes que se votara en el Consejo Municipal la inclusión de este proyecto, el Alcalde Rodolfo Carter (UDI) con concejales de la Alianza autorizaron el desalojo del colegio. ¿Cómo califican las acciones tomadas por la Municipalidad?

Las acciones del alcalde responden a una ideología basada en un desincentivo, por no decir desaparecimiento, de la educación pública, más aún cuando esa educación pública es conducida por una comunidad que se cohesiona en su defensa y en la organización de un proyecto educativo de acuerdo a sus necesidades, inquietudes e intereses.
 
En este sentido el alcalde UDI fue bastante pillo, al diseñar una estrategia de re-apertura para sacar este proyecto del camino, que estaba haciéndose conocido y concitando apoyos de todos lados. Como acuerdo de un concejo municipal se había acordado escuchar el Proyecto Educativo que habíamos elaborado en conjunto con madres, padres, apoderados, niños y niñas, profesores e integrantes de algunas organizaciones sociales de la comuna, pero el alcalde desconoció este acuerdo, sacándolo de la tabla del próximo concejo y ausentándose cuando era el día que tocaba su presentación.
 
Esta se hizo de todas maneras, ante la gestión de varios concejales: pudieron escucharlo vecinos y vecinas, y los mismos concejales que se sorprendieron ante la calidad de la propuesta y diciendo que era una experiencia inédita en la historia de la comuna escuchar una propuesta educativa para escuelas municipales. El alcalde desconoció el acuerdo de ese concejo que era trabajar con una mesa de trabajo con los integrantes de toda la Villa O’Higgins para buscar una reapertura de consenso, pues él había ingresado un PEI también al Ministerio de Educación desconociendo la experiencia vivida por el colegio durante 2013. Las proyecciones son continuar el trabajo que ahí se había desarrollado, independiente de lo que suceda con el nuevo colegio reabierto por la municipalidad pero que aún no cuenta con la aprobación del Mineduc.
 
 

   Imagen cortesía de ECRD

 

EL DIAGNÓSTICO

 

“El año que viene está plagado de incertezas en un contexto de cambio de gobierno que ha prometido muchas transformaciones a favor de la educación pública pero que no concita el apoyo de las mayorías de los implicados ni tampoco da señales favorables para que se puedan concretizar tales cambios”.

 

– Finalmente, en un año marcado por el cierre de colegios municipales en distintas comunas y diversas reformas educacionales por avanzar, ¿cuál es el diagnóstico que hace de la educación pública? ¿Qué obstáculos enfrenta para el año entrante?

La educación pública vive la peor crisis de su historia pues nunca había estado en tanto peligro de extinción como lo está ahora. Lo interesante y potente de las experiencias de auto-gestión de establecimientos escolares desde 2011, con toda su fragmentación y aislación, es que son experiencias comunitarias concretas de articulación, asociación y fortalecimiento de tejido social en torno a la defensa del derecho a la educación, sino también del derecho a decidir su propio proyecto educativo.
 
El año que viene está plagado de incertezas en un contexto de cambio de gobierno que ha prometido muchas transformaciones a favor de la educación pública pero que no concita el apoyo de las mayorías de los implicados ni tampoco da señales favorables para que se puedan concretizar tales cambios.

 

 

NICOLE CARDOCH es Periodista del Programa de Educación Continua para el Magisterio (PEC) de la Universidad de Chile.