Vota este artículo

Los procesos de globalización han alcanzado múltiples aristas. Una de ellas es el mundo de la educación superior. Así, el PEC entre sus principales tareas, se ha encargado de la expansión de los vínculos en el ámbito de innovaciones y tecnologías educativas, ejes fundamentales para la educación continua y su profundización en la educación chilena.

Por Arak Herrera Godoy

 

Las relaciones internacionales del PEC comenzaron a establecerse con una experiencia concreta: la invitación de la República de México a través de su Ministerio de Educación para cursos de perfeccionamiento de sus maestros

Para el director del PEC, Iván Páez, la construcción o de gestión de conocimiento no puede desarrollarse o desenvolverse de manera inmanente o sin vínculo, es decir, sin relación con el intercambio de experiencia en el mundo.

Así, según explica el académico, la sociedad del conocimiento exige una constante revisión, análisis y reflexión respecto a los modos en que se construye conocimiento. Por ello, la educación continua como parte de los pilares de la Universidad de Chile, no puede estar ajena a ese desafío y debe atender al llamado que realiza la globalización y las nuevas maneras de gestionar y construir conocimiento.

 

Una tradición histórica

La directora de Relaciones Internacionales de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile, Margarita Iglesias, explica que esta casa de estudios siempre tuvo relaciones internacionales, y que permanentemente existieron intercambios entre profesores de afuera que venían a hacer largas estadías en Chile. Además, apunta, a que el primer rector de la casa de estudios, Andrés Bello, era extranjero.

Para la historiadora, el pedagógico es un lugar histórico que desde su creación contrató profesores de otros países. «En el primer pedagógico hubo muchos profesores alemanes. Vinieron profesores de Francia cuando se estaba formando en Chile el concepto de educación pública, ya que estos países tenían un largo camino avanzado y se trajeron muchos especialistas que Chile no tenia en ese instante», señala.

Así, cuenta Iglesias, desde siempre la Universidad de Chile tuvo la vocación del intercambio del conocimiento y de traer especialistas de otros lados. Aquello, se desarrolló durante todo el siglo XX con énfasis en el área de las humanidades. Ejemplo de esto es la creación del Centro de Estudios Latinoamericanos, que fue financiado, entre otros, con becas de la Fundación Rockefeller, trayendo profesores de otros países de América Latina desde el punto de vista de la disciplina y de las pedagogías.

«Entonces desde siempre ha existido este intercambio. Sólo se interrumpió por decisión decretada entre el 73 y el año 89, pero llegados los años 90, post dictadura, se eligen los primeras autoridades nuevamente de la universidad y uno de los primeros proyectos es volver a realizar intercambios con los países latinoamericanos y con los países del resto del mundo dada la importancia del avance del conocimiento», relata.

La Dirección de Relaciones Internacionales se creó el año 2006 en el decanato del profesor Jorge Hidalgo por una decisión de la Universidad de Chile que empezó a elaborarse en el año 2005, cuando era rector de la universidad el profesor Luis Riveros. Fue Hidalgo quien le propuso a Iglesias hacerse cargo de esa dirección, quien ya venía trabajando por su cuenta en la facultad en internacionalizar las actividades de la Universidad de Chile.

«Esto buscaba fundamentalmente darle una política institucional a las relaciones internacionales, dado que la Universidad de Chile y sus profesores siempre han tenido relaciones internacionales, pero basadas básicamente en la colaboración individual de los profesores respecto a sus temas o a sus intereses particulares y la idea de generar esta política era que la institución pudiera tener una propuesta de política internacional», expone Iglesias.

El director del PEC, Iván Páez, también rescata esta tradición que lleva décadas en la universidad, enfatizando que al revisar lo que fue el antiguo pedagógico, se reconocen visitas permanentes de profesores de toda la región, especialmente de Latinoamérica, que venían a trabajar, a estudiar, a perfeccionarse a este centro de educación continua que era esta escuela de perfeccionamiento docente que se realizaba en el instituto de pedagogía y que también toma y retoma el Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas (CPEIP).

 

«Lo que nosotros hacemos es más bien darle continuidad, reforzar, darle proyección a este trabajo histórico. Obviamente con la pertinencia del siglo XXI», explica Páez.

 

 

La educación continua

El director del PEC señala que la educación continua es una necesidad permanente, que los profesionales hoy día requieren un acompañamiento, es decir, una atribución de sus saberes y sus prácticas de manera sistemática, pues ya no basta con la formación inicial a diferencia de lo que pasaba antes, en donde con ésta se podían atender todos los desafíos del mundo profesional.

Páez señala que la misión del programa que preside es mejorar el sistema educacional del país, y darle a la gente oportunidades reales para que permanentemente tengan acceso al conocimiento, es decir, es una manera de sociabilizar conocimiento a través de la educación continua, poniendo a disposición todo lo que se está construyendo en la academia al servicio de las labores de los profesionales y también recogiendo, revisando y reflexionando sobre las propias prácticas que los profesionales hacen en sus esferas laborales, cuyo conocimiento impacta, incide y ayuda a mejorar la propia construcción de conocimiento que se realiza en las universidades.

Según cuenta la subdirectora del PEC, María Gabriela Martini, el PEC participa en una red de educación continua de universidades públicas y privadas de Chile, que a su vez ha establecido relaciones internacionales con una red latinoamericana y europea de educación continua, pretendiendo con esto, posicionar el tema en un espacio de reflexión nuevo, no sólo como un aporte a la vinculación con el medio como un trabajo de extensión, sino que como un trabajo de primera línea dentro de lo que es la función formativa o de docencia de la Universidad de Chile.

Para el coordinador ejecutivo de la iniciativa UABIERTA de la Universidad de Chile, Rodrigo Hurtado, la educación continua lamentablemente a diferencia de lo que sucede en otras partes (que se inscribe su comprensión y valoración en la constatación del mundo actual), no es un hito, sino que se verifica a lo largo de toda la vida útil de las personas, incluso yendo más allá de la vida útil laboral. Además, explica, hay una mirada que cada vez más pone el acento en el segmento de la gente de mayor de edad, que se asocia a que la formación continua cumple una función de bienestar social y no tanto desde el punto de vista de la reconversión profesional para continuar activo en el mercado. En este sentido, como país, no tendríamos mucho que mejorar, porque es una demanda de la industria de las naciones, de los procesos económicos y sociales, en orden a generar oportunidades formativas a lo largo de la vida de las personas. 

Por lo anterior, según Hurtado, «no hay ningún ámbito del saber y del desarrollo profesional que no requiera formación continua», enfatiza.

 

Principales convenios

Los vínculos que ha establecido el PEC desde sus inicios se extienden a nivel mundial. Páez valora todos los lazos, pero le da prioridad a las relaciones con América Latina y Asia.

Primero, con América Latina, por la historia en común que se establece, pues desde la fundación de las repúblicas, las universidades han estado ligadas. También por un tema de identidad cultural, social y política, respecto a cómo se refuerza una comunidad latinoamericana, es importante el trabajo de colaboración en todos los ámbitos, siendo la educación uno de éstos.

Segundo, con Asia y toda la cuenca del pacifico, porque se ha convertido en un polo de desarrollo productivo muy importante para las naciones, sobre todo para su desarrollo económico. Sin embargo, Páez explica que la vinculación económica no es suficiente para generar una relación de nuevo tipo con los países o entre las naciones con los pueblos. Por ello, han buscado avanzar en las relaciones en el ámbito de la educación principalmente con China.

«Hay otra dimensión que no es la económica, sino que es la cultural y la educacional. Creo que es fundamental a la hora de darle un sentido más profundo y más trascendente en las relaciones entre pueblos, entre naciones, entre estados», señala.

En una revisión, Hurtado explica las principales relaciones internacionales que ha establecido el PEC. Un proyecto concretado fue la capacitación a profesores del Estado de México que se efectuó hace casi dos años, cuyo objetivo precisamente fue capacitar a un número importante de maestros mexicanos.

Otro proyecto que está a la espera de una mejora en las condiciones económicas es con el Ministerio de Educación de Ecuador. Durante este año se comenzó a trabajar en la definición de un conjunto de necesidades de capacitación para los docentes ecuatorianos. Todo esto en el marco de un proceso de reforma educacional que también están desplegando en ese país. Sin embargo, con la baja en los precios del petróleo quedaron congeladas una serie de iniciativas, pero se pretende concretar ese trabajo finalmente a partir de marzo del 2016.

Con China los proyectos tienen un grado de desarrollo diverso. En lo concreto existe un convenio de colaboración ya firmado con la Universidad de Jinan, dos semanas de la cultura china ya desarrolladas, el envío de estudiantes durante este verano y la visita de las nuevas autoridades de Jinan. No obstante, también existen proyecciones, entre ellas, la creación de la carrera de español en esa universidad, la profundización del intercambio estudiantil académico para poder enviar la oferta a programas de magister y doctorado y que la Universidad de Chile pueda recibir a estudiantes chinos y, finalmente, la generación de un curso de español vía E- Learning para chinos residentes en el extranjero en países de habla hispana.

 

China y Chile : La experiencia con Jinan

El Julio del año pasado, llegó una delegación encabezada por el rector de ese entonces de la Universidad de Jinan, Dr. Hu Jun con tres decanos para firmar un convenio de colaboración entre la Facultad Filosofía y Humanidades de la u. de Chile con la Facultad de Idiomas y Cultura China de Jinan.

En el ámbito internacional, el Asesor Proyectos Educativos Asia Pacífico, Víctor Wu, destaca el rol del PEC:

» El PEC juega un rol a mi juicio muy positivo, muy importante como yo le dije el PEC juega un rol como puente. Está construyendo un puente y cuando este puente está construido, muchas facultades pueden perfeccionarse con este puente».

Wu, cuenta que este año se mandaron a tres alumnos a Jinan por un mes. Esto gracias a una beca de la Universidad de Jinan como pasantía, específicamente, un curso de verano. Además, en diciembre de este año, una delegación encabezada por el vicerrector, Dr. Wang Zhiwei y otros tres decanos se reunió nuevamente con Facultad de Filosofía y Humanidades.

«Queremos mandar cuatro cursos de acá y  también ver la posibilidad de mandar docentes de la facultad para hacer estos cursos en la Universidad de Jinan. A su vez, estamos invitando a Jinan a crear una carrera de español. Estamos trabajando para enseñar español a distancia y también vamos a impartir un curso de chino mandarín», explica.

 

España

Respecto a España, específicamente, con la Universidad Abierta de Cataluña, existe una oferta académica de ofrecer formación continua para docentes de educación superior y también para docentes del sistema escolar. Este proyecto tiene relación con las nuevas tendencias en términos de innovación pedagógica y tecnologías educativas para el nivel superior  y escolar.

En una línea similar de lo que se está haciendo con Cataluña, pero de manera más preliminar, está la Universidad de Huelva, de quienes recibieron una invitación para construir en conjunto capacidades de ambas instituciones para una oferta de formación continua para profesores. Lo que propone la Universidad de Huelva es una firma de un diplomado en educación y comunicación audiovisual.

Por otra parte, con Cuba, específicamente con la Universidad Pedagógica de Gramna, ubicada en el oriente de Cuba y destacada por el uso de tecnologías educativas, también existe un convenio firmado, que básicamente tiene que ver con el desarrollo de recursos educativos para dispositivos móviles con smartphones y tablets.

 

Inglaterra

En alianza con The Open University de Inglaterra, se presentó un proyecto al Fondo Binacional de Investigación Científica y Tecnológica, Newton Picarte. Se trata de un curso para la evaluación de cursos educativos abiertos para disminuir la deserción escolar y universitaria.

Otro hito en el área internacional es la visita del profesional de la Unesco Rory McGreal, quien llevó a cabo un seminario y taller participativo sobre el estado del arte del proceso de transformación que sufre en todo el mundo la educación superior, con acento en el papel que juega la tecnología en ese proceso de transformaciones.

 

Desafíos y contribuciones

Para la decana de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile, María Eugenia Góngora, «el aporte del PEC en materia de relaciones internacionales está todavía en una etapa preliminar, pero fuerte y muy decidida lo que por supuesto es importante para la facultad, porque nos abre una cantidad importante de oportunidades y por ende a la universidad”, señala.

Así, el desafió principal, según la autoridad, es el discernimiento, es decir, calibrar a la contraparte. Respecto a los beneficios de estos vínculos, valora el conocer otros países, otras lenguas, modos de concebir las relaciones personales, las relaciones institucionales y las posibilidades de tener profesores y estudiantes invitados.

Para la subdirectora del PEC, los principales desafíos son poder establecer redes que permitan generar relaciones de intercambio, así como también, posicionarse en temáticas que abordan la educación continua. Por ejemplo, cómo se están conformando los sistemas de educación en procesos de reformas o cuál es el aporte de estos nuevos sistemas educativos en las democracias en Latinoamérica.

Por otra parte, Hurtado señala que los beneficios de las relaciones internacionales son estar participando en conversaciones, influir en ellas, detectar estas tendencias de la manera más proactiva y temprana posible y generar experiencias de movilidad estudiantil y académica para que exista una mirada del mundo.

En este punto, Páez explica que es importante mantener la política que tiene la universidad de internacionalización, que también llega a la facultad, objetivo que se consigue trabajando en colaboración con organismos públicos de distintas regiones del mundo, principalmente, con Asia y América Latina. También ofreciendo a los profesionales modalidades a distancia para que así puedan desarrollarse profesionalmente a través de la implementación de cursos, postítulos o diplomados.