Vota este artículo

Mag. Cristina Arenas Mejía
Directora Educación Continua
Universidad de Santiago de Chile

 

La educación permanente o educación a lo largo del ciclo vital, ha sido un concepto puesto en valor desde finales del siglo XX, especialmente en el contexto de la educación europea. La idea de una educación a lo largo y ancho de la vida (life-long learning y life-wide learning) que trasciende y complementa la educación formal, se ha transformado en proceso de actualización profesional y no profesional que permite el acceso al conocimiento, incluso para quienes no han sido parte del sistema de educación formal. Las principales reflexiones acerca de la importancia de la educación permanente han sido planteadas por la UNESCO, es así como, en la década del noventa, la UNESCO definió la educación permanente como “…un proceso constante de actualización y reentrenamiento, no circunscrito a un período de la vida del hombre y que rebasa los límites espaciales del aula” (Tünnermann, 1998) propiciando un acceso universal al conocimiento.

La necesidad de compartir experiencias en torno a la gestión de programas de educación continua, la generación de contenidos y las alianzas intersectoriales para responder a problemáticas, desafíos y avances de la sociedad y la manera como las universidades responden a estos contextos cambiantes, ha dado origen a redes internacionales y nacionales de educación continua. Estas redes buscan generar espacios de reflexión en torno a los estándares mínimos de calidad y gestión de los procesos de educación continua en los diferentes países donde se están impartiendo iniciativas que responden a esta diversidad de escenarios. Es así como en el año 1998 surge la Asociación Red de Educación Continua de Latinoamérica y Europa (RECLA), teniendo su origen en el Proyecto CEC del Programa Columbus, el cual pretendía la cooperación entre universidades europeas y latinoamericanas.

En la actualidad, RECLA está conformada por 55 universidades asociadas, pertenecientes a 13 países latinoamericanos y europeos. El direccionamiento estratégico de RECLA apunta a la generación de actividades que aportan valor a las unidades de Educación Continua de las instituciones miembros. Los principales ejes en que se basa la gestión de la red son: impulsar y promover el desarrollo y crecimiento de la educación continua; alcanzar los más altos estándares de calidad académica y administrativa;  y contribuir con el desarrollo de una sociedad más justa y equilibrada. Hasta la fecha, se han realizado veinte encuentros internacionales, los países anfitriones han sido Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Portugal, Costa Rica, Perú, Ecuador, España y República Dominicana.

Este año, la Universidad de Santiago de Chile, será la institución anfitriona del XXI Encuentro Internacional de RECLA. Además de las universidades socias de RECLA, se espera contar con la participación de universidades pertenecientes a otras redes que han venido trabajando de forma paralela en Europa y Estados Unidos las temáticas de educación continua, como los son European University Continuing Education Network (EUCEN) y University Professional and Continuing Education Association (UPCEA), respectivamente. Asimismo, se espera contar con la participación de las universidades socias de la Asociación del Grupo de Montevideo (AUGM.

En el contexto nacional, se contará con la participación de las universidades pertenecientes a la Red Nacional Universitaria de Educación Continua de Chile y la Red de Educación Continua de las Universidades Estatales Chilenas. Considerando el alcance de la convocatoria, se espera que este evento marque un hito en el desarrollo de la educación continua universitaria en Chile, su reconocimiento institucional y gubernamental.

En este orden de ideas, el XXI Encuentro Internacional de RECLA “Sociedad de la información y del conocimiento: el rol de la educación continua universitaria en el desarrollo”, organizado por la Universidad de Santiago de Chile, tiene como objetivo relevar el valor de la educación permanente como un mecanismo de justicia social centrada en el acceso al conocimiento. Lo anterior, teniendo en cuenta el foco de la educación continua en Chile, centrado en la profesionalización, en la oferta universitaria acotada y con una escasa reflexión a nivel de política pública. Mientras en Europa se definió la educación permanente como un derecho fundamental a fines de la década del noventa, la discusión en Chile todavía no se aborda, el desarrollo de la política se encuentra actualmente centrado en el nivel de pregrado y la educación continua dista de aparecer en la agenda de política pública.

Algunas preguntas que guiarán el encuentro son: ¿Cómo responde la educación continua a las necesidades de desarrollo de sus comunidades en un sentido local, nacional e internacional?, ¿Cuál es el rol de la educación continua en el cierre de brechas de productividad?, ¿Cuál es la relación existente entre la educación continua y la inclusión social?, ¿Cuál es la posición actual de los gobiernos respecto de la educación continua y la formulación de sus políticas públicas?, ¿Cómo responden las universidades a las necesidades actuales de formación?. La reflexión se abordará considerando el contexto socioeconómico, laboral y cultural de las sociedades en las cuales se encuentran insertas las actuales ofertas de educación continua de las universidades participantes, entendiendo la formación permanente como un motor de desarrollo de nuestras sociedades a través de la formación de agentes de cambio que se encuentran en continua actualización.

Finalmente, cabe considerar que el tema “Sociedad de la información y del conocimiento: el rol de la educación continua universitaria en el desarrollo” permite abordar temáticas que constantemente están siendo desarrolladas en el área, tales como tecnologías de información, educación on-line, responsabilidad social universitaria, nuevas metodologías de enseñanza-aprendizaje, teniendo presente que la universidad es un actor relevante que incide amplia, constante y permanente en el entorno en el que se desenvuelve.

 

Bibliografía
Tünnermann, Carlos (1998). “La educación permanente y su impacto en la educación superior”, UNESCO, Nuevos Documentos sobre la educación superior, mimeo, París.

Página oficial RECLA: www.recla.org